Esperando con Ansias el Retorno de Jesús | World Challenge

Esperando con Ansias el Retorno de Jesús

David Wilkerson (1931-2011)September 19, 2019

¡Jesús viene pronto! “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Tesalonicenses 4:16-18).

En griego, la palabra “voz de mando” significa incitar por palabra, despertar, estimular la acción. Todos los vencedores oirán la voz del arcángel: “¡Él está a la puerta! ¡Aquél a quien amas ha venido para llevarte!” Esta no es una venida discreta, hecha silenciosamente en un rincón. ¡No! Jesús viene con sonido de trompeta, con huestes de ángeles, con voz de mando, con un clamor cósmico del arcángel. Los muertos en Cristo resucitarán primero para encontrarse con él en el aire ¡y qué regocijo atronador sera ese! Luego él enviará a sus ángeles a todo el mundo y reunirá a sus hijos para sí mismo.

A lo largo de la historia, diferentes personas han predicho tontamente el tiempo del retorno de Cristo. Multitudes han vendido todo lo que poseían y han ido a sitios específicos para esperar su regreso, sólo para decepcionarse. “Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo” (Marcos 13:33). Ten cuidado de quedar atrapado en cuándo y cómo vendrá Jesús, cuando deberías concentrarte en quién vendrá. Dios se ha reservado intencionalmente el tiempo del regreso de Cristo para mantener a su pueblo en un estado de vigilancia.

“Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). ¡El que se fue, era un hombre glorificado; y quien retorne, será un hombre glorificado! ¿Deseas estar con el Señor? ¿Sabías que es su deseo estar contigo? Vive todos los días con alegre anticipación de su venida a cualquier hora. ¡Y recuerda que hasta que él venga, hay mucho trabajo por hacer!

Download PDF